De la abundancia del corazón, habla la boca

Hay un versículo en la Biblia que es de mis favoritos y dice así: “De la abundancia del corazón, habla la boca”. No hay mucho que analizar, esta mas que claro: Lo que tienes en tu corazón, es lo que siempre estas hablando.
Si el dinero es tu única conversación, si siempre hablas de lo preocupada que te sientes, si te la pasas hablando mal de los demás, etc… eso es lo que hay en lo mas profundo de tu ser. No necesitas conocer mucho a alguien para descubrirlo.
Este es un punto que he aprendido a controlar, muchas veces sentimos ganas de poner a las personas en su lugar porque lo merecen, pero cuando permanecemos calladas, Dios obra en nuestro corazón y lo llena de Su Amor y Su perdón. A diferencia de esas personas que en su corazón abunda la hipocresía, la mentira, la envidia, el chisme, en el tuyo comienza a suceder algo sobre natural porque esas personas Dios se encarga de irlas alejando de tu vida.
Todas tenemos amigas y conocidas. No todas son cercanas, pero no importa si están cerca o están lejos, lo que importa es si bendicen tu vida y tu la de ellas. Si algo he de agradecer, es por las verdaderas amigas que Dios ha puesto cerca y por ayudarme a identificar a aquellas que solo traerán conflictos a mi vida. Aquellas que no son transparentes y que se presentan contigo de una manera y a tus espaldas son de otra y que de su boca salen solo palabras de maledicencia y de chisme.

Acércate a personas que te ayuden en tu diario caminar con Cristo, que oren contigo, que sean un verdadero apoyo. Todas siempre tendremos “conocidas” que tendremos que tolerar y ser prudentes al dirigirnos con ellas, solo no permitas que entren mas allá en tu vida de lo que deben. Y recuerda, para identificarlas es fácil, solo basta escuchar LO QUE SALE DE SU BOCA, PORQUE DE ESO ESTA LLENO SU CORAZON!

This entry was posted in Desde mi corazón. Bookmark the permalink.