Dios aun no ha terminado contigo

Acabo de ver la película de “HERMIE” con Kael y aunque la he visto unas 20 veces desde que se la compre, siempre me hace llorar, pero hoy especialmente toco mi corazón.
La película trata de una oruguita llamada Hermie que se siente demasiado ordinario, sin nada especial. Ve a sus demás amiguitos los insectos, como la hormiga que es fuerte, como la catarina que es hermosa, el caracol que tiene “una casita integrada” (su concha donde se protege) y otros mas que son realmente únicos y especiales y una y otra vez le pregunta a Dios porqué lo hizo tan común? Porqué no lo creo especial como los demás? Porqué es un ser tan ordinario? Lo que mas me encanta es como Dios en su infinito amor y paciencia siempre le responde con palabras dulces y suaves. Le dice: “Hermie, AUN NO HE TERMINADO CONTIGO. Yo te estoy dando un corazón como el mio”. Y Hermie sigue sin entenderlo. Qué tiene que ver el corazón con todo esto? Yo solo quiero ser alguien grandioso! Alguien que todos admiren, alguien realmente especial!
Después de varios fallidos intentos de ser como sus amigos insectos, Hermie se da por vencido y decide confiar en que verdaderamente Dios no había terminado su obra en el y le agradeció por hacerlo tal y como era y fue entonces que despertó a la mañana siguiente con un hermoso par de alas!

Esta caricatura me hace recordar mi misma historia…
Nunca se me olvida cuando estaba en la secundaria, el Coordinador Principal me mando llamar. Yo siempre había sido una adolescente tranquila, respetuosa, una alumna normal que no causaba ningún problema, por lo que me sorprendió que me llamaran.
Cuando llegue a su oficina me dijo que querían que tomara unos exámenes muy importantes que enviaba la Secretaria de Educación. En ese momento me sentí especial porque me habían escogido a mi! Y después dijo las siguientes palabras que se me quedaron grabadas por muchos años mas: “Si te preguntas porqué te escogimos a ti, fue porque revisando tus calificaciones, nos dimos cuenta que eres una alumna promedio, no solo en tus notas, sino en tu desempeño general ”.
Estoy segura que dijo muchas otras cosas, pero en mi mente eso fue lo único que escuche: ERES UNA PERSONA PROMEDIO, COMUN Y CORRIENTE.

Muchas veces en mi vida me he sentido justo así: Alguien tan común y tan promedio, alguien sin nada especial y muchas, pero muchas veces le pregunte al Señor cual era Su propósito para mi vida. Me sentía exactamente como Hermie. Infinidad de veces ore a Dios por consuelo, algunas de ellas desesperada e incluso enojada por no tener respuestas pero El siempre me mostraba lo mucho que me amaba, solo que mi frustración me cegaba y no podía ver lo que El estaba haciendo en mi vida y sobretodo, en mi CORAZON.
Se que El aun no ha terminado Su obra en mi, se que falta mucho mas por aprender, mucho por cambiar, pero yo ya entendí que cada prueba y cada circunstancia es solo para moldearme y transformarme. Y sí, talvez yo no tengo nada especial ni extraordinario, talvez no he hecho algo grandioso, ni seré alguien que la gente recuerde en años por venir, talvez para muchos soy una persona promedio, común y corriente, pero lo que si se es que para mi Dios, SI SOY ESPECIAL porque El puso sus ojos en mi para hacerme una nueva persona y soy especial porque Su gracia y Su perdón son nuevos para mi cada día!

Yo solo quiero decirte que Dios no ha terminado contigo tampoco. Se que duele y duele mucho. Se que te cuestionas muchas veces cual es el sentido de muchas cosas, pero solo recuerda que El tiene algo especial para ti, algo aun MEJOR que un par de alas… El quiere transformar tu corazón y cuando eso comienza a suceder, todo empieza a tener sentido.
El quiere que confíes en El cuando te dice: “Aun no he terminado contigo, ten paciencia, pronto entenderás”.

 

This entry was posted in Desde mi corazón. Bookmark the permalink.

10 Responses to Dios aun no ha terminado contigo

  1. avatar M. says:

    Este mensaje era para mi! Gracias! Dios te bendiga

  2. avatar Danny Butanda says:

    Mely de verdad que muchísimas gracias por ser la semillita de fe… de verdad que tus palabras siempre son de bendición y consuelo para mí, siempre encuentro en tus escritos una palabra de aliento, algo que siempre me llega y se me queda, ósea las palabras precisas para el momento adecuado..

    Actualmente estoy pasando por un episodio de mi vida muy doloroso, dónde de vdd no logro encontrarme, pero nunca me he preguntado ¿por qué a mí?, sino ¿para qué a mí? estoy segura que como bien mencionas Dios aún no ha terminado conmigo, y seguro tiene planeado algo perfecto y maravilloso para mí (aunque ahora no logre entenderlo)… pero como siempre has escrito, poniéndonos en sus manos todo estará bien!!!

    Infinitas gracias por tus maravillosas palabras, espero pronto encontrar eso especial en mi… muchísimas bendiciones para tu familia y seguimos orando por ustedes, para que cada uno de sus días estén llenos de AMOR, fe y esperanza…!!!

    GRACIASS!!!!

  3. avatar Patty says:

    Que cosas cuando uno ve las cosas y sigues tu camino, pero que diferente se ven las cuando uno obrserva y dejas que los mensajes lleguen a tu vida y cambien tu día…

    Saludos…

  4. avatar Cynthi says:

    awww que bonito! buscare la peliii…Saludos!

  5. avatar esme says:

    que bonitoo … yo asi, ultimamete me he cuestionado cual es el sentido de ciertas cosas … pero de verdad, Dios no ah terminado conmigo

  6. avatar Virginia says:

    Mely, gracias por seguir inspirandome y llenandome de fe y esperanza atraves de tus escritos. Tal parese que siempre llegan a mi vida en el momento adecuado. Dios te bendiga siempre a ti y a tu familia. Por cierto, muchas felicidades por tu nuevo blog Mely, y por no habernos abandonado!!

  7. avatar Sabrina says:

    Hola Mely!
    Si, creo que todas en algún momento nos hemos sentido así…olvidando que somos MUY ESPECIALES porque fuimos hechas a imagen y semejanza de Dios, eso ya es algo muy, muy especial.! Somos sus hijos, y por ese simple hecho, somos especiales. Definitivamente en ocasiones queremos que las cosas nos sucedan en el momento que lo deseamos, olvidándonos de que “En su mano están nuestros tiempos” (Salmo 31), y que él cada día está obrando en nosotros, llenándonos de su Espíritu Santo y perfeccionando su obra…aún no termina con nosotros!

    un abrazo, que estén muy bien!
    Sabrina

  8. avatar Ale says:

    Muy cierto… gracias por compartirlo y por hacer que nos “caiga el veinte” un abrazo Mely :)

  9. Gracias por todas esas palabras que de una u otra forma nos ayudan a ver las cosas de diferente manera, pero sobre todo gracias por compartilas con cada una de nosotras.

    A parte de Dios para mucha gente eres una PERSONITA ESPECIAL.

    Saludos y bendiciones :)

  10. avatar bethy says:

    Mely como siempre una bendicion para mi vida y para todas las q te leemos me encanto totalmente !!! beshos frien y creeme q eres mucho mas especial de lo qte imaginas un abrazo :)